Cinco errores comunes que no debes cometer en una entrevista de trabajo

Si ya has entregado tu CV en Interempleo y tu perfil nos ha gustado para la posición requerida, vas a tener la oportunidad de hacer una entrevista de trabajo con nosotros. Esto va a ser determinante, pues los fallos cometidos van a decidir si somos aptos o no para el puesto en concreto. A continuación, te detallamos algunos de los errores más frecuentes que nos encontramos en nuestro día a día:


1. Mentir en tu CV


A menudo vemos muchos CV que están sobredimensionados, inventando o ampliando cursos o experiencias realizadas. Muchas veces recurrimos a la vida laboral y si contamos con la información correcta, puede terminar afectando no sólo en el proceso de selección, sino en la contratación. Si no tienes conocimientos concretos en las áreas solicitadas, es mejor mostrar interés en el aprendizaje que recurrir a la mentira.


2. La primera imagen


Otro de los errores más comunes es descuidar la ropa con la que nos presentamos en la entrevista. Aunque cada persona tiene su estilo, en las entrevistas hay que tender a una vestimenta neutra. Se recomienda ir vestido de forma seria y elegante. Además, y sobra decirlo, es importante llegar temprano para dejar claro que esa entrevista es importante para ti.


3. No conocer tu CV


Unos de los grandes errores que nos solemos encontrar en las entrevistas de trabajo es el desconocimiento de lo que se ha puesto en el currículum vitae. Sorprende ver la cantidad de trabajadores que no tienen claro en que empresas han estado o que cursos de formación han incluido. Esto suele ocurrir principalmente porque no han sido los propios candidatos quienes han redactado ese CV, sino que han acudido a terceros y cuando exponen en la entrevista su experiencia no coinciden o se ha omitido información relevante.


4. Criticar empresas anteriores


Todos los trabajadores pueden haber tenido alguna experiencia traumática en empresas anteriores. No obstante, criticar la empresa puede dar una imagen de ti como un trabajador conflictivo y, por tanto, convertirte en un mal candidato. Si inevitablemente vas a hablar mal de alguien, debes dar motivos razonados, evitando los descalificativos y personificando cualquier tipo de problema.


5. Miedo a la entrevista


Si no has tenido la oportunidad de realizar entrevistas previamente, es normal que sientas algo de temor a las preguntas que puedan hacerte. Que no cunda el pánico, no vamos a comerte. Es importante que te leas tu currículum antes y prepararte bien las respuestas a las posibles preguntas que te hagan. No tengas impaciencia por responder, escucha atentamente y responde siendo tú mismo.

Le informamos que esta página utiliza cookies tanto propias como de terceros para recopilar información con el fin de mejorar su navegación.
Más información

Aceptar