Los beneficios de beber agua en el trabajo: la importancia de la hidratación

Se estima que pasamos al menos un tercio de nuestro día en el trabajo. Es por tanto un lugar en el que fomentar hábitos saludables que sin duda redundan, no solo en la salud de los trabajadores, sino también en el buen funcionamiento de la empresa.


Hasta hace unos años, la salud laboral se centraba en reducir los riesgos asociados a cada trabajo mediante revisiones periódicas a los trabajadores. En la actualidad, la prevención de riesgos va más allá y abarca también el fomento de hábitos saludables entre los trabajadores, de manera que cada vez más empresas implantan planes de salud y bienestar.

En Interempleo hemos puesto en marcha el Proyecto ENLASA. Creciendo juntos (Entorno Laboral Saludable) que promueve estilos de vida activa y sana en base a tres líneas de actuación:

• Salud física.
• Salud emocional y desarrollo personal.
• Salud alimentaria: hidratación y nutrición.

Respecto a este último punto y coincidiendo con los meses de calor, destaca la iniciativa que llevamos a cabo a principios de la temporada estival y que consistió en el reparto de 150 botellas de cristal entre el personal de estructura de la empresa. La medida tenía un doble objetivo, fomentar la correcta hidratación durante las horas de trabajo al tiempo que se reducía la utilización de envases de plástico de un solo uso.


¿Por qué es importante estar hidratado?


Un 60% de nuestro cuerpo está formado de agua y de mantener ese nivel dependen en gran medida muchas de nuestras funcionales vitales. Un correcto nivel de hidratación en nuestro cuerpo repercute directamente en nuestras funciones cognitivas, la concentración y la agilidad mental, es por ello tan importante beber agua en el trabajo para obtener un correcto rendimiento.
En definitiva, se puede decir que existe una estrecha relación entre una correcta hidratación y la productividad.
En personas que trabajan expuestos a altas temperaturas o que desarrollan una actividad física intensa es fundamental una buena hidratación, ya que afecta a la seguridad del trabajador además de a su rendimiento y productividad. En este caso la concentración y la ausencia de fatiga ayuda a prevenir accidentes y que el trabajador esté alerta ante cualquier incidente.


Beneficios de beber agua


• Refuerzo de las capacidades cognitivas: más concentración y reducción de la fatiga.
• Alivio de los dolores de cabeza: muchas de las jaquecas y migrañas están asociadas a la pérdida de niveles de hidratación.
• Ayuda a perder peso: acelera el metabolismo y puede favorecer la pérdida de peso.
• Alivia la fatiga: eliminando toxinas y evitando un sobreesfuerzo del corazón para bombear más sangre oxigenada.
• Reduce el riesgo de problemas cardíacos y mejora el sistema inmunológico.


¿Cuánta agua debemos beber?


Se recomienda beber de 2 a 2,5 litros de agua al día, dependiendo de parámetros como el peso, la altura, el lugar en el que trabajemos, al aire libre o una oficina, y sobre todo el esfuerzo físico que realicemos. El objetivo es mantener una adecuada y constante hidratación y para ello es importante tener presente que debemos beber agua y que nuestro nivel hídrico corporal sea el óptimo. 

Consejos para beber agua en el trabajo


No esperes a tener sed. Para mantener los niveles de hidratación adecuados, que están en torno a los 2-2,5 litros al día (unos 8 vasos), es aconsejable beber 300 ml cada dos horas, en caso de trabajo con exposición a altas temperaturas o al sol, el intervalo ha de ser menor, es decir como mínimo cada hora.


Ten siempre agua a mano, y si es necesario programa alarmas para recodar hacerlo. Una botella y un vaso en la mesa en el caso de un trabajo de oficina son una excelente opción. Pero no olvides los trayectos de ida y vuelta al trabajo. Antes de realizarlos recuerda hidratarte correctamente.


Las infusiones o las aguas aromatizadas con fruta natural son una buena opción para alternar con el agua, aunque nunca deben sustituirla.


Evita las bebidas alcohólicas, los zumos, los refrescos y las comidas muy copiosas ya que aumentan el riesgo de deshidratación.

Le informamos que esta página utiliza cookies tanto propias como de terceros para recopilar información con el fin de mejorar su navegación.
Más información

Aceptar